Zen, la película.

Cuando colgué este post hace dos años no imaginé que presentaría esta película en el primer ciclo de cine budista organizado por la CBSZ Luz Serena. Será un placer volver a visualizar esta estupenda película y participar en el coloquio que se realizará al terminar. ¿Quién se apunta? El 29 en Requena 😉

5343e2b41a4e6

 

La película está basada en la vida de Dogen Zenji, que vivió entre el 1200 y el 1253, se le considera el maestro preeminente del Zen Soto de Japón y una de las personalidades religiosas más destacadas de ese país. Dogen perdió a su padre cuando tenía dos años y a su madre cuando tenía siete. En medio de esa pena y de la soledad se dio cuenta de la fragilidad de todo lo mundano.

Tras la muerte de su madre lo adoptó su tío, un poderoso aristócrata que quiso convertirlo en su heredero. Tenía 12 años cuando se enteró de los planes de su tio; huyó de la casa antes de la fecha fijada para los ritos de la pubertad que marcarían su entrada a la vida secular y, en cambio, se acercó a otro tío suyo más joven que vivía como ermitaño al pie del monte Hiei. Ahí entró en un monasterio y se consagró por completo a la vida religiosa y al estudio de las escrituras sagradas.

En el siglo XIII Dogen viajó a China, determinado a encontrar a su verdadero maestro. Allí conoció a un monje que le enseñó que sentarse en meditación zen (zazen) es el camino verdadero y único a la iluminacion. Iluminado, regresó a Japón, para dedicar su vida a iniciar y enseñar el Budismo-Zen, inspirando a millones de personas que hoy lo practican en todo el mundo.

Director: Banmei Takahashi

País: Japón
Año: 2009

Algunos fragmentos de la película para que os hagáis una idea…:

Primero, liberaos de la codicia.
Segundo, cultivad la satisfacción.
Tercero, permaneced serenos.
Cuarto, esforzaos continuamente.
Quinto, mantened el estado de Presencia.
Sexto: no dejéis de practicar zazen.
Séptimo, creced en sabiduría.
Octavo, evitad las charlas ociosas.
Todos los discípulo de Buda…
han practicado estas
Ocho Formas de Iluminación.
Si no las practicáis…
no sois verdaderos discípulos del Buda.
Siempre y en cada momento…
permaneced en estado de Presencia.

Las tres cualidades son:
la alegría de vivir,
la benevolencia y…
la magnanimidad.

Estudiar la Vía del Buda…
es estudiar el Sí mismo.
Estudiar el Sí mismo…
es olvidar el Sí mismo.
Olvidar el Sí mismo…
es hacerse uno
con todas las existencias.
Hacerse uno
con todas las existencias…
es liberar el propio…
cuerpomente…
y el cuerpomente de los demás.

1 Comment Zen, la película.

  1. Pingback: Transmitir el Dharma de Dôgen Zenji | La Cova del Drac

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada