Entrevista en conconciencia.com

En esta entrada os copio la entrevista que me realizó Iñaki Calvo para su blog conconciencia.com. Ya a la vuelta de la sesshin que se menciona en ella, la experiencia no ha podido ir mejor, próximamente compartiré en este espacio la crónica del retiro. Muchas gracias Iñaki por la entrevista, para mi ha sido un regalo.


¿Cómo descubriste el zen? ¿Y cómo comenzaste a practicarlo?
Descubrí el zen a través de un buen amigo, el cual me invitó a asistir a las conferencias y seminarios que impartía el maestro Dokusho Villalba anualmente en Alicante. Después de asistir a un par me decidí a practicar, primero en unas jornadas de fin de semana en el Centro Zen de Alicante y posteriormente en una sesshin de introducción en el Monasterio Luz Serena. Después de estas primeras experiencias me decidí a seguir profundizando en la práctica y empecé a asistir habitualmente a la sede de la Asociación Zen de Alicante hasta el día de hoy, desde hace ya casi veinte años.

¿Cómo recuerdas la experiencia de tu primer retiro?
Mi primer retiro lo realicé con veintitrés años, fue una experiencia demoledora, puso mi poco conocido mundo interno hasta el momento patas arriba. Recuerdo vívidamente como el silencio hizo que se amplificara enormemente la conciencia de mi parloteo mental contínuo. Por un momento pensé que me estaba volviendo loco. Pero las enseñanzas de mi maestro y la dinámica propia del retiro hicieron que al finalizar recogiese los frutos de la práctica y aquello dejó una huella indeleble que perdura hasta el día de hoy.

¿Cómo es un retiro de introducción al zen de la CBSZ? ¿Cuéntanos cómo es el día a día?
Los retiros de introducción de la CBSZ están diseñados para las personas que desean conocer la meditación zen y tienen poca o ninguna experiencia práctica. Los períodos de meditación son más cortos y menos frecuentes que en el resto de retiros y las enseñanzas van dirigidas a enfocar la práctica de manera adecuada, a ellos acuden tanto principiantes como practicantes más experimentados que sirven de apoyo a los que acuden por primera vez.

Los retiros son en silencio, en un bello entorno rodeado de naturaleza muy propicio para la práctica de la meditación. La jornada está completamente organizada desde el alba hasta el anochecer, alternándose los momentos de meditación, recitación de sutras, comida con oryokis  —cuencos tradicionales japoneses—, estiramientos, enseñanza, descanso y trabajo consciente con el cuerpo. Se trata de enfocar la atención en cada instante de manera que la actividad mental se vaya calmando paulatina y naturalmente.

¿Cuáles son las dificultades más habituales para los principiantes?
La dificultad más habitual suele ser el encuentro cara a cara con uno mismo. Habitualmente se achaca al dolor físico, el mayor obstáculo para sentarse y mantenerse concentrado. Pero conforme se persevera en la práctica del retiro uno puede darse cuenta de cómo las dificultades son más bien autolimitaciones impuestas por una autoimagen distorsionada de sí mismo. La práctica del retiro ofrece un marco inigualable para observarnos en detalle y, gracias al poder de la atención sostenida, liberarnos de sufrimiento innecesario.

¿Cómo son los retiros avanzados?
En los retiros avanzados hay más meditación, más silencio y mayor introspección. Todos los practicantes ya saben desenvolverse adecuadamente de manera que el estudio se enfoca en profundizar cada vez más. Conforme se va madurando, uno es capaz de sondear profundamente en el mundo interior y a la par ser más consciente de las interrelaciones que se van produciendo con el resto de practicantes. Dado que es una práctica en comunidad actuamos como espejos unos de otros, es algo verdaderamente enriquecedor.

¿Y qué dificultades suelen encontrar los practicantes más avanzados?
Todas. Avanzar es una cuestión de perseverancia. El zen es un camino muy difícil desde la perspectiva de una sociedad como la nuestra donde todo tiene que ser para ayer. Con la práctica uno se da cuenta de que no es cuestión de obtener sino más bien de perder, de ir despojándose de todo lo que nos lastra y no nos permite vivir una vida plena y feliz. Y aquí cobra especial importancia la figura del maestro para ayudar a superar los obstáculos que van surgiendo. Afortunadamente en nuestra comunidad contamos con el inestimable apoyo del maestro Dokushô Villalba, el cual tutela muy de cerca nuestra práctica.

¿Qué te aporta a ti personalmente participar en un retiro?
Un retiro es la oportunidad de volver a conectar conmigo mismo, con la fuente de felicidad innata. Todo mi ser se alegra cuando pongo el pie en el Monasterio Luz Serena. El día a día en la ajetreada vida cotidiana me va alejando de este fondo de auténtica paz y volver a Luz Serena es como volver al hogar.

¿Cómo te sientes ahora que vas a dirigir un retiro en el templo?
Feliz de poder devolver parte de lo que he recibido durante todos estos años, una práctica que me ha aportado tanto a todos los niveles y que siento buena para mí, estoy seguro también beneficiará a muchas personas. Feliz de tener la oportunidad y el privilegio de poder servir a mi maestro y a mi comunidad. Contento porque a nivel personal también será una buena oportunidad para seguir profundizando en este camino que tanto amo.


Si este texto ha despertado tu curiosidad y quieres participar en el próximo retiro de introducción al zen que dirigirá Samuel en Luz Serena, aún estás a tiempo de inscribirte.

2 Comments Entrevista en conconciencia.com

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada