PRÁCTICA ADULTA – 12. CARNE HUMANA CRUDA.

Poco después de llegar a Antaiji, uno de mis antiguos compañeros del Dharma escribió en el anuario de Antaiji: “Antaiji no es una escuela. Aunque a la gente se le asigne una tarea, depende todavía de ellos resolverla. Cada uno de nosotros tiene que buscar por sí mismo, penetrarlo por sí mismo. Nadie te vaContinue reading PRÁCTICA ADULTA – 12. CARNE HUMANA CRUDA.

Práctica adulta – 11. ¿Tocando la puerta?

En el Budismo hay diez grandes preceptos llamados “las diez grandes prohibiciones”. Se dice que el monje que rompa alguna de estas prohibiciones irá directamente al infierno. Estos diez preceptos empiezan con no matar, y también incluyen no hablar de los errores de los demás, no difamar a Buda, Dharma o Sangha (esto incluye aContinue reading Práctica adulta – 11. ¿Tocando la puerta?

Práctica adulta – 10. Ideal y realidad.

«Respira la respiración de toda tu vida, cada respiración, en cada momento» Los últimos tres meses he estado reflexionando sobre mis primeras impresiones de Antaiji. He descrito cómo la imagen del “zen” que tenía cuando era estudiante universitario difería bastante de lo que encontré en el monasterio Zen. Y cómo me sorprendió especialmente encontrar aContinue reading Práctica adulta – 10. Ideal y realidad.

Práctica adulta – 9. Que no te importe si muero.

La vida que encontré en Antaiji era bastante diferente de la “práctica Zen” que yo me había imaginado. ¡Tú creas Antaiji!”. Me gustaría reflexionar un poco más sobre aquellas primeras impresiones que recibí de Antaiji. El mes pasado escribí sobre mi sorpresa al encontrar los monjes durmiendo durante Zazen, también sobre lo duro que eraContinue reading Práctica adulta – 9. Que no te importe si muero.

Práctica adulta – 8, ¡Tú creas Antaiji!

Todavía Recuerdo mi primera noche en Antaiji: aunque el templo está situado en un lugar remoto en las montañas, se escuchaba música todo el tiempo desde el otro lado del valle. Ni siquiera en la ciudad hay tanto ruido. Me acuerdo de que durante esa noche escuchaba cantos de góspel, voces gritando “¡aleluya!”. “Quizás hayaContinue reading Práctica adulta – 8, ¡Tú creas Antaiji!

Práctica adulta – 7, Mi camino a Antaiji.

La primera vez que vine a Antaiji tenía 22 años. Había practicado zazen ya en unos cuantos dojos durante 6 años, y cuando no asistía al dojo me sentaba por mi cuenta. Aún así sentarme durante una ó dos horas cada día no era suficiente para mi, y practicar en un dojo parecía más unContinue reading Práctica adulta – 7, Mi camino a Antaiji.

Práctica adulta – 6, ¿Todavía falta algo?

El mes pasado escribí sobre la “práctica del adulto” usando las dos primeras de las “ocho cosas de las que se da cuenta un verdadero adulto”, que son “pequeño deseo” y “saber que se tiene suficiente”. Dije algo sobre el hecho de que ser un adulto significa darse cuenta de que lo que la vidaContinue reading Práctica adulta – 6, ¿Todavía falta algo?

Práctica adulta – 5 ¿Demasiado no es suficiente?

“¡No hace falta que tu también te comportes como un bebé!” Mi hija Megumi nació en junio, y desde entonces a mi mujer le he escuchado esta frase varias veces. Cuando nace un bebé, a veces son sus parientes mayores los que se comportan como bebés para llamar la atención de la madre, que estáContinue reading Práctica adulta – 5 ¿Demasiado no es suficiente?

Práctica adulta 4 – Formación y práctica.

Entonces, ¿a qué me refiero exactamente con la expresión “práctica del adulto”? Antes de ponerme a reflexionar sobre el significado de la palabra “adulto”, me gustaría decir algo sobre la palabra “práctica”. En japonés “práctica” se dice SHUGYO, que se puede escribir de dos formas, usando caracteres diferentes (también se pronuncian un poco diferente). MuchosContinue reading Práctica adulta 4 – Formación y práctica.

Práctica adulta 3 – Tu problema.

¿De qué va toda esta historia de la práctica adulta? En primer lugar, práctica adulta significa limpiarse el propio culo. ¿Quién es el que quiere practicar? ¿No somos nosotros mismos los que tomamos la decisión de venir a un lugar como Antaiji? Si es así, nos toca trepar por nosotros mismos todas las montañas deContinue reading Práctica adulta 3 – Tu problema.