Cómo cocinar tu vida. How to Cook Your Life.

Después de pasar una semana cocinando para cuarenta personas, me han entrado muchas ganas de ver esta película-documental, me lo guardo aquí para tenerlo a mano, apuntado en tareas pendientes ;D

Doris Dörrie acompaña al maestro zen Edward Brown en sus conferencias y en sus clases de cocina para comprobar que cocinar, o mejor dicho, saber cómo cocinar, es cuestión de cuidarse uno mismo y cuidar a los demás. El filósofo, profesor y maestro zen nos enseña la sensualidad de hacer pan, la filosofía de los rábanos y la serenidad de las zanahorias para ofrecernos esta delicia culinaria que muestra la sabiduría que encierran sus consejos prácticos.

Para saber más http://www.karmafilms.es/howtocookyourlife/

2 thoughts on “Cómo cocinar tu vida. How to Cook Your Life.

  1. Estamos de coincidencias otra vez: uno de los libros que tengo a medio leer (en un primer momento pensé que te referias a él) se titula precisamente “How to cook your life”, subtitulado “From the Zen Kitchen to Enlightenment”. No sabía de la existencia del documental, pero parece que no se trata de lo mismo. El autor del libro es K?sh? Uchiyama R?shi, y no hay ni una sola receta en él. De la contraportada: “En el siglo trece, el maestro Zen D?gen (1200-1253) –quizás el más significativo de los filósofos japoneses, y el fundador de la escuela Soto Zen– escribió un manual práctico de Instrucciones para la cocina Zen. Trazando paralelismos entre la preparación de las comidas para el monasterio Zen y el entrenamiento espiritual, revela mucho más que simplemente las reglas y maneras de la cocina Zen: nos enseña como “cocinar”, o mejorar, nuestras vidas.
    En este volumen K?sho Uchiyama R?shi afronta la tarea de elucidar el texto de D?gen para beneficio del lector moderno. […]»
    En lo que he leído hasta ahora no se menciona ni una sola vez la palabra “carrots” (zanahorias), pero si ha aparecido “rice” (arroz). Es una pena, porque “somos lo que comemos”, me parece que es precisamente Thich Nhat Hanh (creo que he puesto las haches en su sitio) uno de los maestros que hace realmente mucho hincapié en la cuestión. A los “tres venenos” habría que agregar muchos otros que literalmente ingerimos, aunque tampoco hay que llegar a obsesionarse. Pero es indudable que una cocina más natural, vegetariana, y sobre todo la actitud que trae consigo ayudarían a la iluminación, serían ya iluminación.

    • Muchas gracias Víctor, antes de cocinar en el templo leemos un extracto del Tenzo Kyokun, imagino por lo que comentas que el libro que estás leyendo está basado en este texto. Respecto a la alimentación, tema interesante dónde los haya, mi maestro suele preguntar mientras comemos en silencio “¿Qué estamos alimentando mientras nos alimentamos?” Si lo llevamos al extremo, ¿de qué nos estamos alimentando en cada instante? ¿Qué actitudes fomentamos?… ;D

Moltes gràcies pel teu comentari.